Pilates utilizando una silla

Pilates utilizando una silla

Rutina de Pilates utilizando una silla

 

Una buena manera de salir de las rutinas convencionales y a la vez ejercitarte en casa, es la que te traemos en el artículo de hoy. Únicamente necesitarás una silla cualquiera, como las que utilizas en el comedor o frente a tu escritorio. Sin embargo antes de comenzar, debemos advertirte que si tienes complicaciones como hernias o complicaciones en la columna vertebral, quizá sería mejor que asistieras con el médico, pues esta rutina a pesar de ser muy sencilla, puede resultar contraproducente en personas con estos problemas. Toma tus medidas de prevención antes de realizar estos ejercicios de Pilates.

  1. Para comenzar debes sentarte en el borde de la silla con las piernas rectas y las plantas de tus pies completamente apoyadas contra el suelo. Lleva tu mano derecha hacia tu hombro izquierdo y viceversa, de manera que tus brazos queden completamente cruzados al frente de tu torso.
  2. Ahora haz una inhalación de manera relajada y a continuación gira tu cuerpo de la cintura hacia arriba para uno de tus costados mientras exhalas. Vuelve a inhalar permaneciendo en esa posición y suelta al aire de tus pulmones para volver al centro. Realiza lo mismo a tu otro lado y realiza repeticiones triples. Cuando termines coloca tu mano izquierda sobre el hombro izquierda y haz lo mismo con tu otra extremidad para repetir el ejercicio tres veces más.
  3. Después de esto pon tus manos encima de los muslos e inhala mientras elevas un brazo a la vez, apuntando al techo. Exhala cuando los hagas descender y repite tres veces.
  4. Para terminar, recorre tus manos hasta apretar los descansabrazos o la parte frontal de la silla, contrae tus abdominales apuntando con tu pecho hacia arriba y haz inhalaciones y exhalaciones en repeticiones de tres.

¡Anímate a practicar estos ejercicios de Pilates con una silla en tu casa!