Primeros auxilios en la sala de Pilates

Primeros auxilios en la sala de Pilates

Primeros auxilios en la sala de Pilates

 

Una persona que se dedica a la enseñanza del Pilates tiene que tener ciertos conocimientos sobre los primeros auxilios. Esto es necesario ya que los alumnos pueden sufrir heridas o golpes mientras se practican los ejercicios de Pilates. Es necesario tener un botiquín en el lugar donde se practican los ejercicios ya que si ocurre algo habrá que auxiliar a la persona afectada de inmediato.

Los monitores de Pilates deben de tener una serie de conocimientos que son esenciales y mínimos. Cuando suceden incidentes como mareos, sofocos o golpes hay que actuar rápidamente y dar todo el auxilio necesario a la persona, sin causar en él algún tipo de daño.

Al comenzar cada clase de Pilates y al finalizar las mismas es necesario revisar cada uno de los elementos y accesorios con los que se realizan las mismas. Revisar todos los enganches y todos los ajustes. Cuando los alumnos vayan a realizar los ejercicios en las máquinas es necesario que se haya revisado previamente cada uno de los agarres, muelles y apoyos. Si no se colocan adecuadamente pueden provocar lesiones que pueden llegar hasta a esguinces.

Desafortunadamente pueden ocurrir cosas aunque todo este correctamente revisado, por ello hay que tener claras una serie de pautas si ocurre algún accidente:

–          Hay que actuar ante todo con seguridad y con tranquilidad.

–          A la víctima no hay que abandonarla en ningún momento desde que se produce el accidente.

–          Lo mejor es colocarlo en un lugar seguro, pero si no estamos seguros de que al moverla no la causaremos ningún tipo de daño lo mejor será dejarla allí mismo.

–          Si es preciso llamar al 112 (teléfono de emergencias).

–          Efectuar una valoración de la víctima.

–          Identificar a las personas que han sido accidentadas.

Trasladarlo al centro de salud más cercano o esperar a que llegue la ambulancia.