Pilates para la ciática

Pilates para la ciática

Pilates para la ciática

 

El Pilates puede ser muy beneficioso para tratar problemas de salud, uno de estos problemas es la ciática. El problema de la ciática consiste en el debilitamiento de los vertebrales de la columna, esto es debido al propio envejecimiento o a la realización de esfuerzos o tomar una serie de posturas corporales que no son nada beneficiosas para la columna vertebral y provocan ciertos desequilibrios. Muchas veces la ciática es debida a la aparición de una hernia discal.

La ciática puede ser curada realizando una serie de consejos y cuidados que harán que el dolor se disminuya considerablemente. Entre todos los cuidados que son recomendados se encuentra el método Pilates el cual provoca que los músculos y demás articulaciones se fortalezcan y de esta forma se prevengan los dolores derivados de la ciática. Por otro lado la realización del Pilates hace que se eliminen las malas posturas corporales, establecer una cierta estabilidad y prevenir de esta forma toda una serie de desequilibrios vertebrales que pueden provocar molestias del nervio ciático.

Los ejercicios más recomendados para las personas que sufren problemas de ciática consisten en los siguientes:

–          La elevación de las caderas.

–          La elevación de la pelvis.

–          La elevación de la espalda.

Para la realización de este ejercicio pilates es necesario una colchoneta en la cual hay que tumbarse hacia arriba, las piernas se separan y las rodillas se flexionan de tal forma que las plantas de los pies quedan sobre la colchoneta. Los brazos tienen que estar extendidos sobre la colchoneta y la cabeza también. Manteniendo esta postura se empieza a levantar de forma suave la pelvis, la cadera y la espalda, en especial la parte baja de la misma. Hay que levantar la pelvis hacia arriba de tal forma que la columna quede separada de la colchoneta poco a poco, es decir vertebra a vertebra. Para finalizar hay que regresar a la posición inicial del mismo modo, poco a poco se vuelve apoyar la columna en la colchoneta. Es recomendable la realización de entre 8 y 10 repeticiones de este ejercicio.