Pilates - El puente del hombro

 

Pilates: El puente del hombro

En esta oportunidad, te proponemos un ejercicio que te ayudará a relajarte y a aliviar la tensión de la espalda, se trata del puente del hombro, este ejercicio se puede practicar al final del día para estirar la espalda y liberar tensión.

 

Durante el ejercicio, no debes olvidar: especialmente.

 

  1. Poner tu pelvis en un punto muerto
  2. Contrae el perineo (como si estuvieras reteniendo gas y orina)
  3. Inhalar por la nariz y exhalar por la boca
  4. Estirar ligeramente el cuello hacia todos lados, en forma de rotación

 

La posición del puente del hombro, además de aliviar tu espalda, fortalece el abdomen, tus glúteos y mejora tu postura.

 

Tu posición inicial:

  • Debes acostarte sobre tu espalda
  • Colocar la pelvis en posición neutral
  • Flexionar las rodillas y subir las caderas
  • Dejar los omoplatos en el piso
  • Extiende los brazos en el piso a lo largo del cuerpo
  • Mantener tu espalda superior presionada contra el suelo

 

Ejercicio:

 

Lo primero que debes hacer es colocarte boca arriba con las rodillas bien flexionadas y las plantas de los pies bien pegadas sobre el piso, luego coloca los brazos bien estirados a lo largo de tu cuerpo, al mismo tiempo, presiona el ombligo hacia dentro y sujétate con las manos presionando el suelo.

Inhala y contrae los glúteos, comienza a levantarlos poco a poco, luego continúa levantando la columna muy despacio, ve sintiendo como cada vértebra se va separando del suelo, continua hasta que puedas sentir como el peso de tu cuerpo se distribuye entre los omóplatos y los pies. Tu cuerpo debe formar una línea recta entre las rodillas, las caderas y los hombros. En este punto puedes comenzar a expirar muy lentamente y luego poco a poco comienza a bajar la espalda, colocándola nuevamente sobre la colchoneta, hasta que termines en la posición inicial.

 

Secuencia: Descansa un minuto y repite de 8 a 10 veces.