El pilates y la recuperación de cáncer de mama

El pilates y la recuperación de cáncer de mama

El pilates y la recuperación de cáncer de mama

 

Existe un programa de rehabilitación tanto física como psicológica para todas aquellas mujeres que han sido operadas de cáncer de mama. Este programa se llama Pink Ribbon Program y se aplica a través del método Pilates.

Gracias al método Pilates la mujer con cáncer de mama se recuperará fácilmente después de la operación, además este programa va ayudar a disminuir el riesgo del linfedema. El Pink Ribbon Program salió a la luz por su creadora que padecía cáncer de mama, ella misma experimento el programa antes de anunciarlo. Esta mujer llamada Doreen Puglisi se dio cuenta de la gran importancia que suponía haberlo creado y se encargó de extenderlo por todo el mundo y también mejorarlo.

Las pacientes que han sufrido cáncer de mama debido a la operación para la extirpación del tumor presentan una morbilidad en el hombro, y un dolor que es provocado por la pérdida del músculo. Por ello muchas pacientes que mucho antes de la operación se encontraban en buena forma, después de la misma se encuentran con que las cuesta mucho mover el hombro. La realización de tareas tan normales como peinarse  o llevar la compra cuesta y las provoca mucho dolor.

Precisamente para esto nació este programa el cual se desarrolla con el método Pilates, la prevención del Linfedema es lo más importante para estas pacientes y gracias al Pilates los resultados son muy positivos. Ejercicios de respiración, movimientos de brazo y del hombro de manera suave, estiramientos diarios y constantes…, una gran variedad de ejercicios comprenden este exitoso programa que ya están probando muchas mujeres con cáncer de mama. Estudios realizados han determinado que ejercicios de Pilates son muy efectivos para la rehabilitación de todas aquellas secuelas que provoca el cáncer de mama en la mujer afectada.