Calentamiento especifico en Pilates

Calentamiento especifico en Pilates

Calentamiento especifico en Pilates

 

Todo el mundo sabe lo importante que es realizar un calentamiento antes de la realización de los ejercicios de Pilates. Aun así pocas personas son las que lo llevan a raja tabla y debería de ser algo  que tener muy presente en todas las clases del método Pilates.

Un calentamiento debe de durar aproximadamente entre unos cinco u ocho minutos, es decir un tiempo de duración que no sea ni demasiado largo ni demasiado corto y en el que nuestro cuerpo consiga prepararse para los ejercicios posteriores. No es necesario que con el calentamiento se aumente la temperatura de nuestro cuerpo, lo único que es necesario es que nuestro cuerpo y nuestra mente estén completamente preparados para la clase posterior.

Gracias al calentamiento a los ejercicios posteriores de Pilates conseguiremos los siguientes objetivos:

–          Una correcta y perfecta alineación controlando en cada momento cada postura.

–          Neutro escapular.

–          La respiración. Aprenderemos a controlar en cada momento la respiración y todo lo que podemos conseguir gracias a ella. Cada movimiento tiene que ir perfectamente coordinado con la respiración.

–          La columna tiene que adquirir una posición neutra. Esto quiere decir que la columna tiene que adquirir una posición adecuada y que no influya en cada uno de los movimientos que posteriormente vamos a realizar.

–          Activación de las articulaciones sobre todo de la columna vertebral. Hay que tener constancia de cada una de nuestras articulaciones.

–          Conseguir mantener el equilibrio, no tiene que ser un equilibrio demasiado avanzado, simplemente el correcto para no desestabilizarnos en cada uno de los ejercicios.

–          Un apoyo correcto tanto del cuerpo como de los pies que serán uno de los ejes centrales.

–          Ser consciente de las propias tensiones que sufrimos en nuestro cuerpo y conseguir que en todo momento haya una conexión de nuestro cuerpo y nuestra mente.

–          Img facebook