Alimentacion antes de una clase de Pilates

Alimentacion antes de una clase de Pilates

 

Alimentacion antes de una clase de Pilates

 

La alimentación antes de una clase de Pilates es algo muy importantes y a tener en cuenta para que después tengamos una buena clase.

En las clases de Pilates se desgasta mucho y se hace bastante esfuerzo físico. Para ello es necesario haber realizado una correcta alimentación, ya que para mover nuestro cuerpo en las clases de Pilates utilizamos el glucógeno muscular. El glucógeno muscular es la forma en la que nuestro cuerpo administra los hidratos de carbono. Cuando el glucógeno muscular es normal la energía que vamos a disponer va ser para unas dos clases de Pilates.

Lo más aconsejable es fijar unos horarios para las comidas y para las clases de Pilates. Dependiendo de si las clases son por la mañana,  a medio día o por la tarde va variar la alimentación necesaria para la realización de la clase.

Si la clase es por la mañana hay que ir a clase desayunado. Es habitual encontrarse con gente que realiza ejercicios Pilates sin haber desayunado, esto es totalmente desaconsejable ya que acudiremos a clase sin reservas de glucógeno de carbono. Lo que sería ideal es realizar el desayuno por lo menos una hora antes de realizar la clase de Pilates. El desayuno no tiene por qué ser excesivo, simplemente con un vaso de leche o un yogurt bastaría.

Si la clase es a medio día lo más aconsejable es realizar la clase habiendo comido previamente. Pero lo cierto es que sí que hay personas que van sin haber comido. Hay personas que igual no las da tiempo a comer, en ese caso lo aconsejable es comer una pieza de fruta.

Si la clase es por la tarde hay personas que también acuden sin haber comido nada. Esto es totalmente desaconsejable ya que por la tarde es cuando más desgastados estamos debido al trabajo de todo el día. Lo ideal sería acudir habiendo merendado previamente.

Img faceboobk